lunes, 22 de noviembre de 2010

El lenguaje figurado. Símil y metáfora


¿Has notado que con frecuencia, en vez de decir algo directamente, lo disfrazamos o lo expresamos de otra forma? Por ejemplo, cuando hace mucho calor en un lugar, en vez de decir "hace calor", decimos: “este sitio es un horno”. Si vemos a una persona muy delgada decimos: “está como un palillo” y si alguien se levanta tarde decimos: “se le pegaron las sábanas”.
Estos son tres ejemplos de lenguaje figurado. En el lenguaje figurado se dice lo mismo, pero de otra forma. Esta manera de expresarse no solamente se encuentra en el habla cotidiana, sino también en la literatura.
m
¿Por qué se usa el lenguaje figurado? Los escritores emplean el lenguaje figurado para crear imágenes en la mente del lector.
Estas imágenes ayudan a interpretar y comprender mejor lo que el autor está diciendo.
Fuente: Guerra Publishing, Inc.

El lenguaje figurado cambia el significado literal de las palabras para darles un alcance que va más allá de lo común.
Este uso figurado de las palabras es una de las vías principales, en muchos casos divertida, del enriquecimiento de la lengua.


 LXXVIII - LA LUNA

Platero acababa de beberse dos cubos de agua con estrellas en el pozo del corral, y volvía a la cuadra, lento y discaído, entre los altos girasoles. Yo le aguardaba en la puerta, echado en el quicio de cal y envuelto en la tibia fragancia de los heliotropos.
Sobre el tejadillo, húmedo de las blanduras de setiembre, dormía el campo lejano, que mandaba un fuerte aliento de pinos. Una gran nube negra, como una gigantesca gallina que hubiese puesto un huevo de oro, puso la luna sobre una colina.
(...)
Platero la miraba fijamente y sacudía, con un duro ruido blando, una oreja. Me miraba absorto y sacudía la otra...
(Juan Ramón Jiménez, Platero y yo)

Actividades:

Entre los recursos utilizados en el lenguaje figurado predominan los tropos y las figuras. Los principales son:
v
Comparación (símil)
Consiste en relacionar dos ideas, objetos, o un objeto y una idea, que se parecen entre sí. En la comparación o símil tienen que utilizarse enlaces comparativos o palabras que expresan semejanza (como, cual, tal, así, parecido a...).

    Y todo en la memoria se rompía,
    cual una pompa de jabón al viento 
(Antonio Machado)

    Cuánta nota dormía en sus cuerdas,
    como el pájaro duerme en las ramas,
    esperando la mano de nieve
    que sabe arrancarlas!
     (Gustavo Adolfo Bécquer)

    Como se arranca el hierro de la herida
    su amor de las entrañas me arranqué.
    (Gustavo Adolfo Bécquer)


Actividades:

Metáfora
Consiste en identificar, porque entre ellos haya alguna semejanza, algo real con algo imaginario, sin utilizar palabras o enlaces comparativos:
Nuestras vidas son los ríos
que van a dar a la mar
que es el morir. 
(Jorge Manrique)

Distinguiremos dos tipos de metáforas:
  • Impura: A (plano real) es B (plano imaginario)
          Ej.: Nuestras vidas (A) son los ríos B)
          que van a dar a la mar (B)
          que es el morir (A)

  • Pura: B (plano imaginario) en lugar de A (plano real). En estos versos de Garcilaso las palabras primavera, dulce fruto, nieve y hermosa cumbre (B) se utilizan en lugar de juventud, vitalidad,  canas y cabello (A) respectivamente.
          Coged de vuestra alegre primavera
          el dulce fruto antes que el tiempo airado
          cubra de nieve la hermosa cumbre.
 

(Garcilaso de la Vega)
  • En la poesía contemporánea es frecuente la llamada metáfora irracionalista (imagen visionaria) : en este caso la relación de semejanza entre A y B no es objetiva sino subjetiva, emocional:
          Su risa (A) era un nardo
          de sal y de inteligencia
(B) 
         (Federico García Lorca)
m

Al viento, su pelo era una bandada de pajaros nocturnos

Más ejemplos de metáfora:
  • Tus cabellos son de oro.
  • Tus ojos son dos luceros.
  • La tarea era pan comido.
  • Su hija, la luz de su existencia.
  • El interior del coche era un congelador.
  • Tu estómago es un pozo sin fondo.
  • ...
Actividades:
n
Personificación 
La personificación o prosopopeya consiste en presentar una realidad no humana como si fuera humana. Es decir, una personificación habla de algo no humano como si de un ser humano se tratara, revistiéndolo de cualidades humanas.
También consiste en atribuir cualidades propias de seres animados y concretos a otros inanimados o abstractos dándoles vida propia. Es un recurso muy utilizado en fábulas y cuentos infantiles.

Las estrellas nos miraban mientras la ciudad sonreía

    -Si tú quisieras, Granada,
    contigo me casaría;
    daréte en arras y dote
    a Córdoba y a Sevilla.
    -Casada soy, rey don Juan,
    casada soy, que no viuda;
    el moro que a mí me tiene,
    muy grande bien me quería.
(Anónimo)

La ciudad era rosa y sonreía dulcemente. Todas las casas tenían vueltos sus ojos al crepúsculo. Sus caras eran crudas, sin pinturas ni afeites. Pestañeaban los aleros. Apoyaban sus barbillas las unas en los hombros de las otras, escalonándose como una estantería. Alguna cerraba sus ojos para dormir y se quedaba con la luz en el rostro y una sonrisa a flor de labios
(Rafael Sánchez Ferlosio)

Actividades:

Buscad ahora las personificaciones en esta canción de Federico García Lorca:

     El lagarto está llorando.
     La lagarta está llorando.
     El lagarto y la lagarta
     con delantaritos blancos.
     Han perdido sin querer
     su anillo de desposados.
     ¡Ay, su anillito de plomo,
     ay, su anillito plomado!
     Un cielo grande y sin gente
     monta en su globo a los pájaros.
     El sol, capitán redondo,
     lleva un chaleco de raso.
     ¡Miradlos qué viejos son!
     ¡Qué viejos son los lagartos!
     ¡Ay cómo lloran y lloran.
     ¡Ay! ¡ay!, cómo están llorando!

 
I

1 comentario:

  1. Excelente, que bueno otros textos o poemas que contengan el concepto...pero bien, muy bien

    ResponderEliminar